Inicio > Noticias ciclismo > Actualidad > Los grandes perfilan sus calendarios

Los grandes perfilan sus calendarios

Ciclismo en ruta

El 1 de noviembre es para los ciclistas una frontera importantísima. Quienes llegan a estas alturas sin contrato para la próxima temporada se debaten entre la pantalla del teléfono, oscura, sin llamadas, y asumir la retirada del ciclismo en ruta. Los afortunados que sí tienen asegurado disponer de dorsal empiezan a pensar en sus siguientes retos. Después de unas semanas en las que podían hartarse de comer, jugar al pádel o simplemente tumbarse a la bartola, ha llegado el momento de descolgar la bicicleta de la pared del garaje y ponerse a pedalear. Las pilas están cargadas y la ropa queda más apretada de lo normal. Es hora de volver al trabajo.

Es en este mes de noviembre cuando la mayoría de equipos celebran sus primeras concentraciones, reuniones en las que toda la plantilla de deportistas, técnicos y auxiliares valoran la temporada recién concluida, planifican la siguiente y realizan dinámicas destinadas a conocerse y generar espíritu de grupo. Algunos, como Etixx o Sky, fueron muy madrugadores y se juntaron en la penúltima semana de octubre; otros, como Movistar Team, no se encontrarán hasta la segunda de noviembre. Cofidis, por su parte, inicia su primer retiro este mismo jueves en Lyon.

Es a raíz de estas concentraciones

Y gracias a la labor de los medios de comunicación que aparecen las primeras noticias en torno a los calendarios competitivos de los distintos corredores de ciclismo en ruta, que generan las primeras discusiones y especulaciones de la temporada aún nonata. A la habitual disyuntiva entre clásicas, Giro, Tour, Vuelta y Mundial se une en 2016 una cita singular y preciosa: los Juegos Olímpicos. La contrarreloj y la montañosa prueba en línea que se celebrarán a mitad de agosto en Río de Janeiro condicionarán la temporada de los mejores ciclistas del mundo, que pelearán por colgarse la medalla de oro y emular los éxitos de Alexandre Vinokourov, Bradley Wiggins, Samuel Sánchez o Fabian Cancellara.

En este sentido, el gran objeto de discusión está siendo la agenda de Alejandro Valverde. Tanto el murciano como su Movistar Team tienen claro que desean que llegue en plena forma a Rio tras pasar por el Tour de Francia, en el cual sería un gregario clave para su coequipier Nairo Quintana en su deseo de asaltar la primera plaza del podio tras ocupar dos veces la segunda. Sin embargo, cantos de sirena le llaman para que debute en el Giro d’Italia y el propio Nairo contó en un evento en su Colombia natal que Valverde participará en la ‘corsa rosa’, algo que sumado a las clásicas de las Ardenas a las que siempre acude el ‘Bala’ supondría una carga de competición exagerada siendo el objetivo la cita olímpica. Además, prácticamente le imposibilitaría participar en la Vuelta a España. La solución a esta incógnita, Giro sí o Giro no, llegará la semana que viene tras la concentración de Movistar en Navarra.

Nibali

Quien sí tiene claro que acudirá al Giro es Vincenzo Nibali. Tras un 2015″>Tras un 2015 decepcionante en lo tocante a carreras de tres semanas, ‘Lo Squalo’ quiere bañarse de gloria en la prueba de casa para después saltarse el Tour y llegar descansado a Rio. El liderato de Astana en la gran ronda francesa recaerá en el ganador de la pasada Vuelta a España, Fabio Aru.

Un egresado de la formación kazaja, Mikel Landa, ha fichado por un Sky que le arropará para que asalte la ‘maglia rosa’ en mayo. Mientras, el vigente campeón del Tour de Francia, Chris Froome, repetirá el esquema de todos sus años e irá con todo a defender su título. A su lado contará con Geraint Thomas, que esta vez no se desgastará tanto en las clásicas de ciclismo en ruta con objetivo de llegar a julio con gasolina en el depósito y pelear por el podio de los Campos Elíseos mientras trabaja para su líder anglokeniano. Un esquema similar llevarán a cabo los líderes de BMC, Tejay Van Garderen y Richie Porte, que se guardarán mutuamente las espaldas en el Tour.

Alberto Contador, por su parte, ya ha decidido que quiere ganar el Tour de Francia una vez más antes de retirarse y para ello en 2016 realizará un inicio de temporada conservador y pasará del Giro, en el cual le suplirá Rafal Majka. El otro líder de Tinkoff, Peter Sagan, sí completará una primera parte del año intensa con objeto de honrar su maillot arcoíris en las clásicas. En ellas se enfrentará a Michal Kwiatkowski, John Degenkolb, los expertos Tom Boonen y Fabian Cancellara o el temible noruego Alexander Kristoff. Éste último continuará una campaña más en Katusha junto a Purito Rodríguez, cuyo calendario aún no está definido aunque probablemente pase por el Tour, que todo lo da y todo lo quita.