Inicio > Consejos ciclismo > Entrenamiento ciclismo > Algunos consejos de hidratación

Algunos consejos de hidratación

Ciclismo Montaña hidratación

El ciclismo de montaña tiene algunas peculiaridades que es importante tener en cuenta. Una de ellas es el aislamiento a la hora de afrontar según qué rutas. Ahora que aprieta el calor es fundamental que antes de adentrarnos por bosques y caminos de montaña estemos bien seguros de que no nos quedaremos sin agua durante la salida en bici. Para los aficionados menos expertos hemos preparado estos pequeños consejos que os pueden ir bien si preparáis rutas largas de mtb, en lugares desconocidos y en días calurosos:

  • Bidones llenos:

  • Parece una obviedad hemos visto muchos ciclistas que salen a rodar con los bidones o la mochila aguda vacía. Esperan encontrar una fuente dónde recargar. Las prisas, la falta de tiempo para los preparativos previos a la ruta son muchas veces la causa de estos errores.

  • Mochila o bidón:

  • En mtb es habitual encontrarnos con ciclistas con mochila de hidratación. Mientras llevéis entre uno y dos litros de agua a cuestas de partida, es indiferente cómo los almacenéis.

  • Isotónico:

  • Una ventaja de llevar bidones es que te permite usar uno con bebida isotónica y otro solo con agua. Pensamos que esta combinación es idónea; la bebida isotónica nos hidrata más y repone sales más rápidamente (lo que es importante en días de calor); el agua sirve para quitarnos de vez en cuando el sabor excesivamente dulces de algunas isotónicas y para aclarar la boca.

  • Infórmate del recorrido:

  • Con ir bien cargados de agua no nos vale para estar seguros de no pasarlo mal en el ciclismo de montaña. Antes de salir a pedalear infórmate de dónde podrás encontrar agua: poblaciones de paso, gasolineras, fuentes… Recuerda que en la montaña estos puntos de avituallamiento pueden encontrarse muy lejos y es a partir de las dos horas de ruta cuando tendrás que empezar a pensar en repostar líquidos.

  • Bebe continuamente:

  • En días de calor es importante beber cada 15 ó 20’. No necesitas que sean grandes tragos, sino más bien pequeñas cantidades que mantengan hidratado el organismo mientras vas en bici de montaña. Recuerda que la sensación de sed es el primer síntoma de deshidratación.

  • Dinero en efectivo:

  • Por supuesto, es clave que para poder comprar líquidos en algún establecimiento llevemos algo de dinero en efectivo. Es importante que llevéis algunas monedas por si nos encontramos únicamente con una máquina expendedora.

  • Ante la pájara:

  • Si llegado el caso, notamos un cansancio casi extremo, tenemos la boca seca y sensación de vacío… es que estamos ante una pájara. En estas condiciones, lo mejor es parar, descansar, beber y comer paulatinamente. Lo mejor es que tomemos bebida isotónica y comida con un alto grado de glucosa: geles, fruta, chocolatina… Cuanto menos sólido sea el alimento, más fácilmente lo asimilará nuestro cuerpo, por eso los geles son prioritarios y, después, comer alimentos más sólidos.