Inicio > Consejos Ciclismo > Mantenimiento bicicleta > ¿Qué tipo de cubiertas existen para BTT?

¿Qué tipo de cubiertas existen para BTT?

¿Qué tipo de cubiertas existen para BTT?

Cuando se trata de personalizar tu experiencia en bicicleta de montaña, la elección de las cubiertas es crucial. Además de por su tamaño, las cubiertas para ciclismo de montaña pueden variar por el tipo de uso que le vayamos a dar.

En un anterior post, comentamos los diferentes tipos de cubiertas para la bici de montaña en función del sistema de protección: tubeless, TLR o cubierta-cámara. Ahora vamos a hablar del tipo de cubierta o neumático en función del uso de las mismas. Las bicis de BTT se usan para muchos tipos de terreno y para muchos tipos de usuarios y esto se refleja claramente en las distintas clases de cubiertas. Básicamente podemos hacer una clasificación en función de la superficie de los neumáticos, ya que esta permite identificar claramente las necesidades de cada tipo de ciclista:

 

Clasificación de cubiertas de BTT por tipo de superficie

 

  • Cubiertas lisas o semi-lisas:

Las cubiertas lisas o semi-lisas suelen usarse en algunas bicis de ciclismo de montaña destinadas a un público neófito o que no busca un rendimiento deportivo, sino más bien una manera de ocio y hacer deporte en familia.

Se suelen usar en bicis de MTB más bien sencillas y que están destinadas a rodar por terrenos compactos, incluso caminos o carreteras asfaltadas. Sirven para rodar mejor, gracias a un mayor deslizamiento de la superficie de contacto, pero por contra tienen poco agarre y fiabilidad conforme se complica el terreno de paso.

Este tipo de cubiertas también se usan cuando queremos usar la bici de montaña para un marcha, pedalada o algún viaje por carreteras asfaltadas, precisamente porque permiten rodar con mayor comodidad y menos esfuerzo.

  • Cubiertas XC:

Son neumáticos con un dibujo fundamentalmente mixto. Un dibujo más bien compacto, casi semi-liso, en la parte central para rodar mejor, y un taqueado más o menos ostensible en los flancos para permitir un buen agarre en las curvas. Las hay de muchos tipos, pesos y niveles de resistencia, pero suelen usarse en la mayor parte de bicis rígidas y de doble suspensión con aire deportivo.

La idea es rodar lo más rápido posible con ellas, sobre todo por pistas y terrenos compactos, pero también mantener cierta fiabilidad en terrenos complicados. Suelen ser el tipo de neumático más polivalente y también más sensible al desgaste.

  • Cubiertas all mountain-enduro:

Son cubiertas para ciclismo de montaña pensadas para ser usadas por terrenos muy variados.

Aquí lo importante ya no es el ir rápido por pista o terreno favorable, sino garantizar un buen agarre cuando bajamos o entremos en terrenos complicados: trialeras, zonas de raíces, roderas, piedras… Suelen presentar un tipo de taqueado más separado para garantizar agarre incluso en zonas húmedas o embarradas y disponen de un balón más grande para mayor superficie de apoyo y comodidad.

Es habitual que este tipo de bicicletas usen una combinación de neumáticos mixta: atrás una cubierta tipo XC (mayor tracción al pedalear) y delante de tipo enduro (para mayor control de la bici).

  • Cubiertas DH o Gravity:

Aquí estamos antes cubiertas específicas para el descenso y sus bicis de largo recorrido. Son cubiertas de carcasa más dura y resistente y sobre todo de gran balón. La altura de los tacos es considerable y suelen tener más o menor separación en función del terreno embarrado.

Con estas cubiertas lo importante no es pedalear con eficacia sino garantizar el mayor control posible de la bici por terrenos complicados y paso de curva a gran velocidad, en descenso.

 

Consideraciones adicionales que debes tener en cuenta:

 

  • Compuestos de goma: Tanto en las cubiertas XC como en las Enduro y Gravity, los compuestos de goma varían. Las XC a menudo tienen compuestos más duros para una menor resistencia al rodar, mientras que las Gravity pueden optar por compuestos más suaves para un agarre máximo.
  • Carcasa y paredes laterales: En las cubiertas Gravity, la resistencia y durabilidad son clave. Las paredes laterales reforzadas y una construcción robusta son características distintivas.
  • Presión de los neumáticos: Ajustar la presión de los neumáticos según el terreno es esencial. Las cubiertas Gravity pueden beneficiarse de presiones más bajas para un mejor agarre, mientras que las XC pueden requerir una presión más alta para mantener la eficiencia.

 

Esta clasificación que os presentamos aquí es muy básica, pero sirve para hacerse una idea de los diferentes tipos y usos de los neumáticos. Aún así, las cubiertas para BTT se pueden diferenciar por otros aspectos como el diámetro del balón (algo así como el grosor de la cubierta desde el planto transversal) o la mayor o menor dureza del taqueado, el peso, la dureza de la carcasa, de aro rígido o plegable, e incluso con tacos reforzados con clavos para rodar sobre le nieve o por terreno helado…

En todo caso, es importante tener en cuenta que el uso de un tipo u otro de neumático permite variar, a veces considerablemente, la tipología de nuestra bici; de tal modo que hay quien cambia las cubiertas de su BTT en función del terreno por el que va a transitar. El ejemplo más claro de esto es que podemos “convertir” una bici de montaña en una de carretera tan solo cambiándole las cubiertas habituales por unas completamente lisas. Evidentemente, la transformación no será completa pero sí la más económica.

Sigue leyendo más sobre consejos ciclismo en el apartado Mantenimiento de tu bicicleta.